Posteado por: escueladeinteligenciasmultiplesyholisticas | enero 30, 2011

Efectos de la Comprensión Empática sobre los propios Educadores

• El educador experimenta un profundo enriquecimiento y satisfacción al oír de verdad a un niño o adolescente. Tiene una honda visión del panorama espiritual de sus alumnos, único en su amplitud y nobleza. Se siente a menudo enriquecido con lo que niños y jóvenes le confían de sus mundos interiores.
• Por las manifestaciones de niños y adolescentes y por las consecuencias posteriores aprende a potenciar su mundo mediante su propia comprensión empática. Tiene la posibilidad de ayudarles a enfrentarse y a manejarse mejor con sus experiencias y sentimientos, facilitándoles, al mismo tiempo, una autodeterminación correcta.
• La comprensión no valorativa del mundo interior del otro por parte del educador se vuelve cada vez más acertada. No se siente amenazado por ello sino capaz de aceptar las ideas y sentimientos personales que se le confían.
• No necesita ninguna clase de pruebas psicológicas ni cuestionarios sobre la personalidad para conocer cosas personales significativas de los alumnos de su clase o de otras. Adquiere mucha información acerca del proceso de aprendizaje y crecimiento independiente y personal de sus alumnos. Ve cómo se sienten los niños y adolescentes y cómo repercuten en ellos sus vivencias y experiencias y advierte, sobre todo, cómo podría estimular mediante su comprensión el proceso de su aprendizaje y maduración psíquica.
• Las medidas que toma el educador y sus acciones se hacen más adecuadas a la vida interior del niño o del adolescente porque comprende su mundo y muestra hacia él un interés lleno de afecto y solicitud. Y porque, al mismo tiempo, está abierto a su propia vivencia. De esta manera, el maestro no necesitará consultar en los libros cómo debe comportarse ante la clase. Junto con sus alumnos experimenta lo que ellos sienten, lo que desean, lo que les perjudica. El educador que comprende el mundo interior del otro, sabe en seguida si sus acciones y decisiones son perjudiciales o cómo serían provechosas y positivas, lo que le permite modificarlas y corregirlas. El maestro impondrá, por ejemplo, a sus alumnos deberes más apropiados y organizará su clase de forma que provoque el menor aburrimiento posible en los alumnos; buscará textos más idóneos; se expresará en términos más fácilmente comprensibles, con palabras sencillas y frases cortas; repetirá su exposición cuando advierta en el rostro de sus alumnos signos de incomprensión y la abreviará si percibe aburrimiento o cansancio.
Resumiendo: la persona advierte en sí el enorme impulso que puede prestar a los procesos psíquicos básicos del otro y al desarrollo de su personalidad comprendiendo su mundo interior y dándoselo a entender. Posee un sistema de educación esencialmente positivo, distinto por completo del habitual entre maestros que pretenden influir en sus alumnos a base de dirigismo. Educadores y maestros reconocerán que con la comprensión empática del mundo interior de los demás y su comunicación con ellos, estimulan la fuente que impulsa un autodesarrollo vital. Una persona profundamente comprensiva tiene la experiencia de ser capaz de dar algo que los demás desean y esperan ardientemente de ella, pero que casi nunca reciben: ser comprendidas en profundidad por otra persona para así comprenderse y desarrollarse mejor a sí mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: